Menú Principal

Derechos Laborales

An kreyol

La Dirección del Trabajo presta servicios a todos los trabajadores y trabajadoras sin distinción, sean chilenos o extranjeros.

Las personas migrantes pueden comenzar a trabajar en Chile solo si tienen una visa de residencia o un permiso especial de trabajo para extranjeros.

Tipos de visa y permisos de trabajo

Visa de Estudiante: Por regla general, los extranjeros con visa de estudiante no pueden trabajar. Excepcionalmente se puede otorgar un permiso especial para que puedan realizar su práctica profesional, o o trabajar para costear sus estudios.

Visa de turista: Los turistas no están autorizados para trabajar en el país. Sin embargo, el Departamento de Extranjería y Migración en Santiago y las Gobernaciones Provinciales podrán autorizarlos a trabajar en casos calificados, por un plazo máximo de 30 días, prorrogables, mientras se mantenga vigente el permiso de turismo.

Visa Temporaria: Existe una variedad de visas temporarias, tales como: visa temporaria por motivos laborales, visa temporaria por vínculo con chileno, por vínculo familiar con residente con permanencia definitiva, visa temporaria para ciudadanos de los Estados que forman parte del Mercosur (Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay), entre otras.

Esta visa permite realizar actividades remuneradas con cualquier empleador, desde que se estampe dicho permiso en su pasaporte. También es posible solicitar un permiso de trabajo mientras se tramita su solicitud de visa, si requiere comenzar a trabajar inmediatamente.

Firma de un contrato de trabajo

El contrato de trabajo es un acuerdo entre un trabajador que se compromete a prestar servicios bajo la subordinación y dependencia de un empleador, a cambio de una remuneración. Solo puede existir si ambas partes están de acuerdo en las obligaciones y los derechos que dan origen a la relación laboral.

Requisitos para trabajar en Chile
  • La empresa, institución o persona que contrate al trabajador(a) extranjero(a) debe tener domicilio legal en Chile.
  • El contrato de trabajo debe firmarse en Chile ante notario, por el empleador(a) y el trabajador(a) o quien lo represente.
  • Los(as) profesionales o técnicos(as) especializados(as) tendrán que acreditar su título respectivo, debidamente legalizado o apostillado en el Consulado de Chile en el país origen y posteriormente en el Ministerio de Relaciones Exteriores en Chile.
  • Las actividades desarrolladas por el trabajador(a) en Chile no pueden ser consideradas como peligrosas o atentatorias para la seguridad nacional.
  • La contratación del trabajador(a) debe cumplir con todas las disposiciones laborales y previsionales vigentes.
Características del contrato de trabajo para extranjeros

El contrato de trabajo debe contener, como mínimo, las siguientes cláusulas:

  • Lugar y fecha de expedición.
  • Nombre, nacionalidad, Rol Único Tributario (RUT) y domicilio del empleador(a)
  • Nombre, nacionalidad, N° de pasaporte y domicilio del trabajador(a).
  • Función o labor que desarrollará en Chile; lugar donde se efectuará, y extensión de la jornada laboral.
  • Determinación de la remuneración, la que no podrá ser inferior al salario mínimo. Puede ser pagada en moneda nacional o extranjera.
  • Duración del contrato y fecha de inicio de actividades.

Además de lo anterior, el contrato de trabajo debe contener las siguientes cláusulas que se redactarán como sigue:

  • Cláusula de vigencia: “La obligación de prestar servicios emanada del presente contrato, sólo podrá cumplirse una vez que el trabajador haya obtenido la visación de residencia correspondiente en Chile o el permiso especial de trabajo para extranjeros con visa en trámite”.
  • Cláusula de régimen previsional, en que el empleador(a) se compromete a efectuar las retenciones correspondientes y entregarlas a las instituciones de seguridad social, salvo que las partes se acojan a la Ley 18.156.
  • Cláusula de impuesto a la renta, a través de la cual el empleador(a) se obliga a responder por el pago de impuesto a la renta correspondiente a la remuneración del trabajador(a) extranjero(a), para rentas superiores a 13,5 Unidades Tributarias Mensuales (UTM)
Situación Previsional

La situación de los extranjeros que trabajan en Chile se encuentra regulada por las normas comunes y generales sobre la materia. Sin embargo, la Ley 18.156 concede la posibilidad de no enterar en Chile el pago de cotizaciones previsionales al trabajador(a) extranjero que cumpla ciertas exigencias, tales como:

  • Que las empresas firmen contratos con personal técnico o profesional extranjero.
  • Que el(la) extranjero(a) se encuentre afiliado a un régimen social fuera de Chile.
  • Que el contrato de trabajo contenga una cláusula relativa a la afiliación previsional fuera de Chile.

Si el trabajador(a) extranjero(a) no cotiza en nuestro país, no podrá acceder a los beneficios del sistema chileno, salvo los derivados del sistema de cobertura de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, que son de cotización obligatoria para el empleador(a).

La fiscalización del cumplimiento de las normas establecidas en materia migratoria es de competencia de Policía Internacional. Las sanciones a aplicar serán resueltas por el Departamento de Extranjería y Migración y los intendentes regionales.

La fiscalización de las disposiciones laborales, previsionales y de higiene y seguridad del Código del Trabajo, incluida la de los extranjeros y sus leyes complementarias, son de competencia exclusiva de la Dirección del Trabajo.